Ave de buen agüero

AVE DE BUEN AGÜERO

crow-901602_1920

Oscurece a plena luz, un enjambre dirige sus aguijones a los perpetradores del descanso de su reina. No fue buena idea vaciar el panal para aquel apicultor. Evito la colisión del cuerpo de seguridad insecticida con un pequeño rodeo.

Alejado de la turba de abejas busco un lugar para el descanso. Hojeo un periódico con interés, nado en la sopa de letras y buceo en el jeroglífico sin mirar las respuestas de la última página. Mis pesquisas de una noticia buena tan escasas como la de un pez tratando de inhalar oxigeno fuera del agua. Hundo la pala de dedos con viso avizor a cualquier rastro de actos loables o de pura generosidad, ni una huella diluida hallo en las columnas grafiadas por ordenador.

El banco del parque desajusta mi espalda a la comodidad. Salgo del enclaustramiento de la madera. La larga exposición a mi postura inadecuada me pasa la factura de un dolor lumbar. Dejo el diario sobre el asiento de los ávidos de este tipo de lectura, mientras me cercioro de un canto desigual.

Acostumbrado a los trinos, al jolgorio de los gorriones, a la insistencia de las gaviotas por un bocado, y al arrullo de las palomas, no espero ese grajeo.

Su color no me inspira confianza, tan negro como la misma noche, más oscuro que la bajada del telón, con mucho superior a la tétrica mansión que aguarda en las películas. Canta una partitura con un tono agudo que hiere el oído. Parece despeluchado con ese plumaje nada vistoso y le adhiere un siniestro toque el de su única pata. Movido por su único soporte al suelo, no alza el vuelo en la cantidad de metros que nos separa, me mira con la intensidad de un sol en pleno amanecer.

Reviso más allá de su estructura, olvido su contexto. Desoye mi antigua cara de espanto para situarse en mitad de mi camino. Asombrado oigo de nuevo la melodía sin prestar tanta atención a lo que yo considero melódico o no. Tiñe el aire con su peculiar banda sonora, aprecio ese sonido distinto.

Inclino mi cuerpo hacia él, abro las manos como un cuenco. Salta hacia mí trasportín táctil. Entre mis dedos se frota en un abrazo que alza el vuelo.

Izo al cuervo hasta mi rostro para oír lo que me tiene que decir. Lo escucho alto y claro:

― Tengo una buena noticia, mira dentro de ti.

Paro el aluvión de críticas, ceso en las debacles, detengo las guerras y me oigo: «Sonríe, las buenas noticias acuden a ti».

No necesito un catalejo, ni siquiera un telescopio, porque con el cuervo sobre mi hombro me percato de detalles significativos. Amo la labor eficiente de la colmena, las conversaciones de las aves (en especial la de mi amigo cuervo), el deletreado de unos niños sobre la arena, el parpadeo de una estrella, la calurosa bienvenida del sol o la entrada de la luna para los sueños.

Me giro a mí interlocutor con una inmensa felicidad y exclamo:

― Estaba equivocado, tú eres «AVE DE BUEN AGÜERO».

 

OS RECUERDO LA DISPONIBILIDAD DE ‹‹VIDA DE UNA LEYENDA›› EN AMAZON:

USA: https://www.amazon.com/dp/B01IRR00D4

UK: https://www.amazon.co.uk/dp/B01IRR00D4

ALEMANIA: https://www.amazon.de/dp/B01IRR00D4

FRANCIA: https://www.amazon.fr/dp/B01IRR00D4

ESPAÑA: https://www.amazon.es/dp/B01IRR00D4

ITALIA: https://www.amazon.it/dp/B01IRR00D4

HOLANDA: https://www.amazon.nl/dp/B01IRR00D4

JAPÓN: https://www.amazon.co.jp/dp/B01IRR00D4

BRASIL: https://www.amazon.com.br/dp/B01IRR00D4

CANADÁ: https://www.amazon.ca/dp/B01IRR00D4

MÉJICO: https://www.amazon.com.mx/dp/B01IRR00D4

AUSTRALIA: https://www.amazon.com.au/dp/B01IRR00D4

INDIA: https://www.amazon.in/dp/B01IRR00D4

Leave a Comment

Libro destacado

¡Vive la lucha del crono!

Así estás seguro de no perderte nada de esta aventura emocionante.